LA FORMACIÓN EN TURISMO RURAL

TITULO: LA FORMACIÓN EN TURISMO RURAL

AUTOR:  Ernesto Barrera,

AÑO: 2006

PAIS: Chile

RESUMEN

En un mundo crecientemente globalizado, con una fuerte tendencia hacia la cultura únicacobran valor los recursos culturales del mundo rural, así como se valorizan, por el principio de escasez, los naturales que también se localizan en el mismo ámbito.

El progreso tecnológico desaloja población rural, para retenerla se impone la búsqueda de alternativas que compensen la pérdida de rentabilidad de las pequeñas empresas rurales. La prestación de servicios turísticos es una de las posibilidades, que emerge con fuerza durante la década de los noventa.

La Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, acompañando las nuevas demandas y liderando procesos de cambio en las zonas rurales comienza a brindar capacitación en turismo rural en el año 2000, coincidentemente con el lanzamiento en la Argentina del Programa Argentino de Turismo Rural,

En el año 2001 la FAUBA da forma y lanza el primer curso de posgrado de turismo rural en América Latina, el “Curso de Posgrado de Alta Dirección en Turismo Rural”, que tiene una duración de 240 horas cátedra. En el año 2002 al curso se le da el formato adecuado para ser dictado en la modalidad “A distancia”.

Actualmente están cursando sus estudios en forma presencial los estudiantes de la VII promoción y en la modalidad A distancia lo hace la V promoción. Los estudiantes provienen de toda la república Argentina y de 22 países de América Latina y de Europa.

Los estudiantes que pasan por las aulas, reales o virtuales de la universidad elaboran un Plan de Negocios o un Plan Estratégico, gran parte de los cuáles han sido implementados o lo están siendo en los diversos países de procedencia de los estudiantes.

En este documento se realizan algunas consideraciones sobre la base conceptual que diferencia la visión de la FAUBA de la que desarrollan los países europeos. Se contrapone el concepto europeo –en rigor español- de “Alojamientos Rurales y Actividades Complementarias” a otro que pone por delante la cultura rural como principal componente del producto turístico. Desde nuestras perspectivas las “Actividades Complementarias” se transforman en el núcleo central de la propuesta y la hotelería adquiere un carácter complementario.

Esa diferencia conceptual, que permite una más amplia integración de la población rural y el desarrollo de productos turísticos más ricos, está presente en todo el proceso de formación.

Descarga Aquí formacion_en_turismo_rural_fauba_2006